Amazon Web Services, un peligrosísimo monopolio para Internet

image

En diversas ocasiones gurues de todas las naciones han comentado los problemas actuales y potenciales de lo que se conoce como “la nube de Internet” y en las últimas horas, consecuencia directa del caso “Amazon vs. Wikileaks”, uno de lo más repetidos ha cobrado vigencia nuevamente por lo que voy a intentar explicarlo de la forma más simple utilizando a modo de hilo conductor el mentando caso (no es fácil y probablemente cometa fallos, sean condescendientes).

Como la mayoría sabréis en las últimas horas la gente de Amazon ha expulsado de su servicio de alojamiento a Wikileaks, lo que da lugar a varios interrogantes que finalmente llevan hasta la conclusión que reza en el título. La primera cuestión obvia, relativamente fácil de contestar, es por qué Amazon le ha dado la patada a Wikileaks, y la segunda por qué Wikileaks eligió Amazon Web Services y no otra opción para “refugiarse” del ataque DDoS al que se están viendo sometidos desde hace días.

Empecemos por la primera. Aunque Amazon no ha explicado claramente la razón por la cual decidieron bloquear Wikileaks, no hace faltar ser un lince para ver que el movimiento responde a presiones varias (es lo que tiene ser el responsable de una de las mayores filtraciones de información de la historia, rápidamente te conviertes en un apestado). “No, te equivocas, yo creo que ha sido justamente porque están siendo atacados” pensará alguno seguramente.

Pero no, a Amazon poco le importan que Wikileaks esté bajo ataque DDoS a pesar de que sea bastante potente ya que la arquitectura de Amazon Web Services (el conjunto de soluciones cloud computing de Amazon) es escalable “hasta el infinito”, razón por la cual WikiLeaks les eligió, debido a su vez —y aquí llega la respuesta a la segunda cuestión que planteaba arriba— a que actualmente ninguna otra empresa cuenta con una infraestructura tan versátil, eficiente, potente, simple de gestionar y disponible para cualquiera en cualquier parte como la de Amazon.

Y sin darnos cuenta, hemos llegado al problema, que no es otro que el monopolio de facto, funcional o como lo queramos llamar, que ostenta hoy en día Amazon Web Services en el sector de los proveedores Cloud Computing. Así que resumiendo nos encontramos con que aunque actualmente este tipo de proveedor es imprescindible para el desarrollo y mantenimiento del ecosistema de Internet tal y como lo conocemos, solamente contamos con un gran actor, lo que es nefasto se mire por donde se mire:

  • Amazon puede llegar a hacer prácticamente lo que le venga en gana al no haber competencia real.
  • La innovación, muy necesaria siempre y más en este caso ya que los servicio en nube cada vez son más exigentes, se relentiza como consecuencia de la falta de competencia.
  • Y si se relentiza eso, todo lo demás también (uno puede tener geniales ideas, pero no sirven de nada si la técnica no las permite ejecutar).
  • Los poderes fácticos tienen muy fácil cepillarse a muchos ya que muchísimos (esta empresa por ejemplo) dependen de Amazon Web Services. Solo tienen que coaccionar a Amazon de alguna forma y ya está.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s